Si la culpa es del otro…, ¡Cuidado! ¡Eres víctima!

Fotolia_166401175_XS.jpg

Llevo tiempo colaborando y acompañando a directivos de en una multinacional que ha decidido fomentar entre sus empleados el valor “accountability”. Me encanta este tipo de empresas que se atreven a explicitar y hacer circular sus valores, y además se ocupan de asegurar pasarlos a la acción. Clave para su éxito!!

Si bien “accountability” no tiene una traducción específica al castellano, muchas veces asociamos este concepto con el de responsabilidad. Investigando, encontré algunas positivas diferencias que me permitieron comprender mejor este valor. Podría resumirse como el concepto que engloba:

  • Compromiso individual
  • Iniciativa basada en la proactividad
  • Responsabilidad personal

Decidido a avanzar sobre este tema pensé en anteriores procesos con diferentes organizaciones y directivos, e identifiqué un tópico radicalmente opuesto. Y aunque suene a superado, está todavía muy presente en muchos equipos:

“Todo lo que no sale como espero, siempre es culpa de otro”

Seré más concreto, ¿te resuena alguna de estas frases?:

“Si ellos harían bien su parte, seguro que esto no ocurriría…”

“Nunca me pasan la información a tiempo, y así es imposible avanzar…”

“Yo hago todo lo que puedo, pero si los demás no hacen lo mismo…”

“Cómo vamos a conseguirlo si aquí nadie nos dice a dónde vamos…”

“Si tuviésemos claro el rol de cada uno, esto no pasaría…”

Cada vez que haces ese habitual ejercicio de identificar a los “culpables” (los otros), automáticamente te estás convirtiendo en una “víctima” (yo).

Te paso sólo algunas de las consecuencias que pueden sucederte por perpetuarte en esa posición:

Esperar vs. Proponer

Quejarse vs. Disfrutar

Observar vs. Actuar

Criticar vs. Valorar

Si estás atravesando alguna situación profesional complicada que te “victimiza”, tal vez sea hora de que te cuestiones esa posición. Cuantos menos culpables de lo malo que te sucede identifiques, más podrás hacerte cargo, ser parte activa de la solución. Y no se tratará de asumir-experimentar sentimientos de culpa. Todo lo contrario, mejores sensaciones y emociones te acompañarán cuando consigas desarrollar tu responsabilidad personal en todo lo que estés participando. ¡Que dependa de ti!:

Si tu jefe no te explica…, Pregunta tú!

Si no tienes claro tu rol…, Pregunta tú!

Si no sabes la estrategia…, Pregunta tú!

Si los otros no lo hacen…, Hazlo tú!

Si los demás no comunican…, Hazlo tú!

Si nadie disfruta…, Hazlo tú!

 

… Hazlo tú!

Sebastián Fernández

Psicólogo-Coach:

Coaching Ejecutivo y Psicología del Deporte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s