Etiqueta: expectativas

¿Tener razón o Ser feliz?… Tú eliges!!

Fotolia_58874350_XS.jpg

Decepcionada, incomprendida y abatida…, a un paso de rendirse. Así se sentía una directiva afectada por las últimas decisiones comunicadas por su organización.

No estaba de acuerdo, y su convencimiento del error de esas decisiones era total. Sólo veía las peores consecuencias, para ella y para la empresa.

“Se equivocan!!”…, era su frase recurrente esos días.

Habían decidido por ella.

Compartí varias sesiones en las que su discurso sólo giraba en esa dirección. Ella estaba sufriendo.

Los entornos profesionales se mueven por decisiones. En la medida que se alinean a nuestras expectativas todo parece ir bien. Pero son muchas las ocasiones en las que esto no sucede.

¿Qué ocurre cuando esas decisiones no nos gustan? ¿Y si además nos afectan directamente?

En este caso que hoy comparto ella tenía razón…, la suya. Y su razón era diferente a la de sus responsables. Ante este tipo de situaciones, lo ideal para uno mismo y para la organización pasa por buscar maneras de revertir, consensuar y hacer esfuerzos por volver a alinear ambas expectativas. Pero debemos admitir que también existen momentos en el desarrollo profesional del directivo, dentro de cualquier organización, en los que esa vía no está abierta.

Lo cierto, como le estaba sucediendo, es que estas situaciones llevan a hacernos sentir mal…, y a veces muy mal! Entramos en una dinámica que nos perpetúa en la queja, somos y nos sentimos víctimas. Desde ahí resulta muy difícil actuar…, y mucho menos reflexionar.

“¿Qué puedo hacer yo?, recuerdo que es lo primero que se preguntó cuando se alejó de su queja.

Ahora sí le tocaba decidir a ella.

En muchas ocasiones ACEPTAR, es el primer y más importante paso para tomar distancia de lo que nos agobia, nos enfada, y bloquea por completo. Sólo desde esa distancia, se nos abrirá otro lugar…, otro sentir.

Será un aceptar, pero nunca un conformar. Será un aceptar que te permita recuperar tu potencial para volver a enfocar, reflexionar y actuar como sabes hacerlo.

Fui directo con ella y le lancé una pregunta que tardó días en responder-se. Si estás atravesando alguna situación de este tipo, aquí te la dejo:

¿Quieres tener razón o quieres ser feliz?

Sebastián Fernández

Psicólogo-Coach:

Coaching Ejecutivo y Psicología del Deporte

Anuncios

¿Qué ha ido bien?

Cartoon Business Team Gruppe am Tisch

¿Qué ha ido bien?

Es habitual en reuniones de equipo la “clásica ronda” de los problemas de la semana, … descubrir aquello que no va bien. Hay un claro objetivo detrás: aprender desde el error; una necesidad de estar informado de lo que falla para rectificar a tiempo. Es importante esa información, pero debemos asumir que mantiene a todos (líder y equipo) enfocados en lo que va mal, en el fallo, en lo que NO.

Ante esta recurrente situación en la que el líder del equipo abre reuniones con la pregunta: ¿Qué problemas hay?, se generará una ola de respuestas en esa dirección. Y, poco a poco, todo empezará a girar sólo hacia allí.

¿Qué ocurre en un equipo con lo que ya está funcionando, con lo que ha ido bien? 

Pareciera que a esto lo damos por hecho, rara vez lo hacemos manifiesto para que fluya entre los miembros del equipo.

¿Y para qué es importante que en un equipo circule lo que va bien? 

La importancia de hacer explícito y preguntar sobre aquello que vamos consiguiendo radica, sobre todo, en “ser conscientes”. De lo contrario, se nos escapará, …pasará de largo sin darnos cuenta!!

Abriendo preguntas que promuevan el RECONOCER-VALORAR sin importar lo grande o pequeña que haya sido esa aportación semanal de cada integrante; siempre surtirán beneficios en dos direcciones:

Del lado del líder:

  • Promueve el Foco en lo positivo de su equipo.
  • No será siempre él quien tenga que “buscar” lo que va bien. Se lo dirá su equipo.
  • Se sorprenderá y ampliará expectativas.
  • Generará confianza en él mismo y hacia los demás.

Del lado del equipo:

  • Aprenderán a enfocar-gestionar más allá de los problemas.
  • Serán conscientes, por ellos mismos, de lo que habitualmente “no se habla”.
  • Descubrirán algo positivo de sus compañeros, cada uno aportará algo.
  • Fortalecerán la confianza colectiva del equipo, mientras se refuerza la auto-confianza de cada integrante.

Cuando un equipo reconoce-sabe lo que Sí hace bien tendrá a su disposición muchos más “recursos propios” para seguir avanzando.

Esta semana, en tu equipo:

¿Qué ha ido bien?   /  ¿What Went Well?   /  ¿W-W-W?

Sebastián Fernández

Psicólogo-Coach:

Coaching Ejecutivo y Psicología del Deporte