Etiqueta: liderar-me

Si te escapas… ¡No Aprendes, Repites!

Fotolia_89794951_XS.jpgBuena parte de mi trabajo con directivos se inicia escuchando alguna de sus “quejas”.

¿De qué suelen quejarse?:

– De sus jefes

– De sus compañeros

– De sus colaboradores

– De sus funciones… …

Estas situaciones pueden llegar a ser insostenibles para ellos. Se cansan y deciden que llegó el momento de un cambio. Así comienzan la búsqueda de otro trabajo, pretendiendo encontrar allí aquello que les falta aquí.

Ante alguna de estas quejas concretas, siempre hago la misma pregunta:

– ¿En el pasado te ocurrió alguna situación parecida a la que ahora planteas?

…Y casi siempre la respuesta es afirmativa.

En psicología hay teorías que nos hablan de la tendencia a la repetición. ¡Tendemos a repetir!

Poco a poco y con el correr de nuestras sesiones, esa queja hacia “lo demás” la empezamos a hacer depender de uno mismo: Con ese jefe que nunca te escucha, antes de esperar a que él cambie, tal vez tú puedas mejorar algo en el estilo de comunicarte con él.

Si decides “hacerte cargo” de todas tus quejas, seguro vas a encontrar algo que depende también de ti (a veces mucho, y en otras muy poco…, pero algo tuyo habrá seguro!!).

Si tú también tienes alguna queja profesional te animo a hacerte esta pregunta:

– ¿Cuánto de lo que te está sucediendo tiene que ver contigo?

Por supuesto que vale la pena cambiar y abandonar lo que nos molesta. Pero si lo haces sin “aprender” algo de ti, es probable que te vuelvas a tropezar con la misma queja.

Si decides irte, vete lo mejor que puedas. Todo el esfuerzo que pongas en resolver la parte que te corresponda, será la clave para disfrutar de lo que viene!!

¡Que dependa de ti!

Sebastián Fernández

Psicólogo-Coach:

Coaching Ejecutivo y Psicología del Deporte

Anuncios

¿Y quién cuida al líder?

 

Fotolia_7672302_XS.jpg

¿Y quién cuida al líder?

En sesiones con entrenadores y directivos es habitual que destaquen detalles gratificantes de su trabajo en equipo. Describen grandes momentos en los que liderar es sinónimo de satisfacción.

Cuando el equipo más los necesita, ellos (los líderes) siempre quieren estar…, y suelen estar!! Pero todo tiene un precio:

  • Tiempo-energía dedicado a escuchar a cada miembro del equipo
  • Tiempo-energía dedicado a pensar mejoras para el equipo
  • Tiempo-energía dedicado a tomar decisiones para el equipo

Tiempo-energía…, siempre para el equipo.

 ¿Y quién cuida al líder?

La “soledad del entrenador”, me dijo una vez un experimentado entrenador deportivo. Y siguió con su relato:

“Desde arriba siempre nos piden resultados…, miras para abajo y te espera tu equipo”

Esto es algo que con muchísima frecuencia también siente cualquier directivo que lidera un equipo de trabajo. En contextos de tanta exigencia y responsabilidad ese foco permanente en los demás, sumado a la engañosa relación entre la multitarea y los resultados, suele poner en peligro el equilibrio y bienestar del líder.

Tiempo-energía…, para uno mismo.

Si lideras un equipo, y te resuena algo de lo que aquí se describe, te propongo una PAUSA:

  • ¿Qué me aporta energía de todo lo que hago en mi trabajo?
  • ¿Cómo quiero incorporarlo a mi rutina semanal?
  • ¿Qué me aporta energía de todo lo que hago fuera de mi trabajo?
  • ¿Cómo quiero incorporarlo a mi rutina semanal?

Muy sencillo!! Tan sencillo que suele “pasarte de largo”. Esa pausa para ti, seguro te dará la oportunidad de dar respuestas a las preguntas anteriores.

Sigue trabajando para tu equipo, pero que eso nunca te haga olvidar el cuidar de ti mismo. LIDERAR-ME es el primer y gran paso para LIDERAR a los demás.

Ganarás tú…, y los que te siguen!!

Sebastián Fernández

Psicólogo-Coach:

Coaching Ejecutivo y Psicología del Deporte