Etiqueta: positivo

¿Visualizas? Las cosas siempre se crean dos veces…, ¡Primero en la mente!

 

Fotolia_142325853_XS.jpg

Ya nos lo dijo Stephen Covey: “…Todas las cosas se crean dos veces. Siempre hay primero una creación mental y luego una creación física…”. Partiendo de ese clásico del management, siempre asocié el sentido de esta frase a una técnica: la VISUALIZACIÓN. Esta técnica, paradigma de la psicología del deporte, es también un fantástico recurso que suelo utilizar trabajando con directivos.

No son pocas las ocasiones en las que algún directivo me anticipa frases del estilo:

“ ¡Uff…mañana me toca pelear con el de marketing, y ya sé como terminará la reunión; fatal! ”

Ante esto, suelo hacer siempre la misma pregunta: ¿Cómo vas tú a esa reunión?

Tenso, preocupado, a la defensiva y con algo de agresividad, … son sólo algunas de las respuestas. Si con nuestro discurso tenso, preocupado y agresivo participamos en reuniones o conversaciones, será muy probable que generemos-recibamos respuestas similares. Y así pasará esa reunión, la siguiente y las que estén por venir.

Cuando un deportista de alto rendimiento visualiza; siempre imagina y anticipa su golpe ideal. Nunca se tratará de visualizar lo que se quiere evitar. Desde esa pausa-relajada que se permitirá, lo recreará todo en su mente buscando aportación de sus cinco sentidos. Cualquier detalle visual, auditivo, hasta olfativo y de sensaciones que sume será siempre bienvenido. Una y otra vez lo repetirá en su mente, así lo sentirá cada vez más y mejor en su preparación. Cuando llegue la ejecución su cuerpo ya lo habrá vivido… , y fluirá siguiendo la dirección que supo anticipar en su entrenamiento mental.

¿Y esto para qué le sirve a un directivo?

Cuando ellos se permiten una pausa previa, ante cualquier comunicación-reunión que atenderán, siendo capaces de anticipar, recrear y fantasearVISUALIZAR– cada detalle de lo que allí esperan y quieren que suceda; supondrá que en su realización todo fluya mucho más hacia su escenario deseado. No solamente el contenido de su discurso; también su cuerpo, su mente, y sus emociones dejarán de improvisar. Él lo habrá gestionado previamente!!

¿Para qué situaciones concretas suele visualizar un directivo?

  • Para comunicaciones-reuniones uno a uno
  • Para comunicaciones-reuniones en equipo
  • Para comunicaciones-reuniones “difíciles”
  • Para comunicaciones-reuniones ilusionantes
  • Para hablar en público
  • … …

Cuida mucho las palabras que utilices contigo mismo. Si estás planeando tu próxima “pelea” con algún compañero de otro departamento…, no esperes otra cosa. De la misma manera, ante la ilusión que te pueda generar alguna próxima reunión-comunicación, te animo a que también te permitas “verte” tal como te gustaría que allí suceda. Utiliza, según la situación y el contexto te lo permita, al igual que hace el deportista, toda la información-recursos al alcance para crear tu propia visualización:

Deportista:

  • Reconoce-visita previamente el estadio-recinto deportivo
  • Identifica sus mejores golpes donde apoyará su visualización
  • Conoce sus emociones y mejores sensaciones (respiración, imagen corporal, vestimenta …)
  • Genera una rutina de entrenamiento para visualizar

 

Directivo:

  • Reconoce-visita la sala o despacho donde se reunirá
  • Identifica sus principales fortalezas donde apoyará su visualización 
  • Conoce sus emociones y mejores sensaciones (tono de voz, respiración, imagen corporal, vestimenta, …)
  • Genera-agenda una pausa previa para sí mismo, tiempo para visualizar

Si somos conscientes de que para lo que haremos en nuestro día a día disponemos de nuestra capacidad de crearlo previamente en la mente; fantasear y construir mentalmente nuestros mejores escenarios futuros se nos ofrecerá como un potente recurso para poder entrenar.

¿Visualizas?

Sebastián Fernández

Psicólogo-Coach:

Coaching Ejecutivo y Psicología del Deporte

 

Anuncios

Inspirar a los demás… , al alcance de tod@s!!

Fotolia_124625587_XS.jpg

Según recientes estudios, uno de los motivos principales por el que las personas deciden cambiar de trabajo es por “culpa” de sus jefes. Además de las investigaciones y encuestas que así lo reflejan, puedo confirmar que con frecuencia a esta situación me la han descrito, y también sufrido, algunos directivos con los que he trabajado.

Si eres “jefe”, es un buen momento para que te detengas y reflexiones en lo que estás generando en los demás.

Siguiendo esta lógica, y constatando con datos actuales, aquellos directivos que sí sienten un fuerte compromiso con sus organizaciones y disfrutan de su trabajo suelen tener buenos jefes. Esto también lo he podido confirmar en mi práctica; con cada directivo feliz que trabajo casi siempre tiene cerca a un “buen jefe”, … a un buen líder.

He ido un poco más allá, y les he preguntado por las cualidades que destacan en estos líderes:

  • auténticos
  • generosos
  • positivos, sin alejarse de la realidad
  • participativos
  • con sentido del humor
  • creativos
  • promueven las relaciones
  • seguros de sí mismo, alejados de la arrogancia
  •  … … …

Pero hay una cualidad que nunca falta y resume perfectamente a todas las anteriores: Todas estas personas INSPIRAN a los demás.

Algunos lo describen como ese instante en que estás observando, escuchando o recordando a alguien, y de repente sientes algo…, algo que te anima, que te ilusiona, que te emociona!!

Tal vez ahora te preguntes: ¿Puedo yo inspirar a los demás?

Mi respuesta es que sí, y está al alcance de tod@s. Y aunque me siento incapaz de darte consejos de cómo hacerlo; creo que puedo ayudarte compartiendo contigo la respuesta que me dio un veterano directivo y líder de una importante organización, del que muchos destacan su capacidad para inspirar:

“… ¿Cómo lo hago? Observo y aprendo de los demás, …luego lo pongo en práctica. Suelo quedarme siempre sólo con lo mejor de cualquier persona con la que me relaciono, sin importarme su puesto. Me enfoco en esos pequeños instantes que con alguna de sus palabras, algún gesto o una mirada me hacen sentir bien. Luego, simplemente me los guardo para mí, los hago propio. …Y como esos instantes ya son míos, sin darme cuenta, se los regalo a los demás con mis palabras y mis acciones. …”

Te dejo dos preguntas:

  • ¿Aprendes algo de esos instantes que, en tu día a día, te regala cualquier persona con la que te relacionas?
  • ¿Eres consciente del impacto que tus palabras y acciones tienen en las personas con las que te relacionas?

La consultora Adecco, líder en el sector de Recursos Humanos, ha publicado un informe internacional sobre la retención del talento en las organizaciones, en el que destaca que invertir en la felicidad de los empleados afectará de manera positiva en el compromiso, la productividad y, lo que es más importante, la retención del talento.

Gran “culpa” de esto la podrán tener los “buenos jefes”, personas que INSPIRAN!!

Sebastián Fernández

Psicólogo-Coach:

Coaching Ejecutivo y Psicología del Deporte

¿Qué ha ido bien?

Cartoon Business Team Gruppe am Tisch

¿Qué ha ido bien?

Es habitual en reuniones de equipo la “clásica ronda” de los problemas de la semana, … descubrir aquello que no va bien. Hay un claro objetivo detrás: aprender desde el error; una necesidad de estar informado de lo que falla para rectificar a tiempo. Es importante esa información, pero debemos asumir que mantiene a todos (líder y equipo) enfocados en lo que va mal, en el fallo, en lo que NO.

Ante esta recurrente situación en la que el líder del equipo abre reuniones con la pregunta: ¿Qué problemas hay?, se generará una ola de respuestas en esa dirección. Y, poco a poco, todo empezará a girar sólo hacia allí.

¿Qué ocurre en un equipo con lo que ya está funcionando, con lo que ha ido bien? 

Pareciera que a esto lo damos por hecho, rara vez lo hacemos manifiesto para que fluya entre los miembros del equipo.

¿Y para qué es importante que en un equipo circule lo que va bien? 

La importancia de hacer explícito y preguntar sobre aquello que vamos consiguiendo radica, sobre todo, en “ser conscientes”. De lo contrario, se nos escapará, …pasará de largo sin darnos cuenta!!

Abriendo preguntas que promuevan el RECONOCER-VALORAR sin importar lo grande o pequeña que haya sido esa aportación semanal de cada integrante; siempre surtirán beneficios en dos direcciones:

Del lado del líder:

  • Promueve el Foco en lo positivo de su equipo.
  • No será siempre él quien tenga que “buscar” lo que va bien. Se lo dirá su equipo.
  • Se sorprenderá y ampliará expectativas.
  • Generará confianza en él mismo y hacia los demás.

Del lado del equipo:

  • Aprenderán a enfocar-gestionar más allá de los problemas.
  • Serán conscientes, por ellos mismos, de lo que habitualmente “no se habla”.
  • Descubrirán algo positivo de sus compañeros, cada uno aportará algo.
  • Fortalecerán la confianza colectiva del equipo, mientras se refuerza la auto-confianza de cada integrante.

Cuando un equipo reconoce-sabe lo que Sí hace bien tendrá a su disposición muchos más “recursos propios” para seguir avanzando.

Esta semana, en tu equipo:

¿Qué ha ido bien?   /  ¿What Went Well?   /  ¿W-W-W?

Sebastián Fernández

Psicólogo-Coach:

Coaching Ejecutivo y Psicología del Deporte